viernes, 29 de noviembre de 2013

ÓPALO: UNA GEMA LLENA DE MISTERIO Y BELLEZA. PRECIOSAS CREACIONES

Su nombre procede del hindi antiguo y quiere decir ´piedra´. En la antigua India se tenía al ópalo por una piedra de los dioses. En la antigua Roma se consideraba un símbolo del poder. En la edad media se pensaba que este mineral curaba enfermedades de los ojos y que podía hacer invisible a la persona que lo poseía. Es mucho más tarde cuando el ópalo adquiere su fama de portador de la mala suerte: los venecianos del s.XIV pensaban que el ópalo comenzaba a brillar cuando su dueño era atacado por la peste y se volvía turbio cuando se acercaba la muerte. Un significado similar –la conexión con la muerte- se le dio en el s.XVII en la corte de Luis XIV, el Rey Sol.




El ópalo es un mineraloide del grupo IV (óxidos), según la clasificación de Strunz relacionado con los cuarzos, aunque no es un cuarzo, y que se caracteriza por su brillo y astillabilidad.

Hasta 2007 fue considerada una especie mineral válida por razones históricas; no obstante, no es un verdadero mineral, ya que está formado por cristobalita y/o tridimita más sílice amorfa
File:Opal veins.jpg
ópalo en vetas


La calidad de los ópalos se distingue por la pureza de sus cristales, y por lo tanto según su capacidad de irradiación. Encontramos dos variedades fundamentales de ópalo: el ópalo común y el ópalo noble.

  •  El primero no presenta juego de colores a diferencia de la segunda variedad. El juego de colores se produce por la disposición aleatoria de placas submicroscópicas de esferas de tridimita o cristobalita, que actúan como redes de difracción de la luz. Se observa como una gama de plaquitas imprecisas, intensamente coloreadas, que se desplazan al mover la gema. Independientemente de su calidad es posible encontrar el ópalo en los colores: negro, gris, blanco, marrón, púrpura, amarillo, naranja, verde, azul-verdoso o incoloro. En cuanto a su transparencia, pueden ser casi transparentes y ligeramente opalescentes hasta opacos.


En Australia fueron halladas las primeras fuentes de ópalo en 1863. Hoy encontramos ahí concentrado el 98% del mercado mundial. El pueblo de Coober Pedy en el desierto de South Australia depende casi exclusivamente del mercado de los ópalos. En México se produce la variedad de ópalo de fuego, además de otros colores.
La variedad Geiserita aparece depositada en géisers del parque de Yellowstone. En nuestros días incluso es posible crearlos artificialmente a través de un proceso de intercambio de iones. También se encuentra en Erandique, Departamento de Lempira, Honduras donde se encuentran de dos tipos, blanco y negro.

 Existen múltiples variedades del ópalo, entre ellas las mas conocidas son:


  • El Ópalo de fuego: Con brillos y tonos anaranjados. 

  • El Ópalo Precioso: el ópalo mas común y el mas utilizado en joyería por sus bellos brillos irisados. 

  • El Ópalo Leñoso: que se caracteriza por contener vetas de colores oscuros y ser marrón, lo que le da aspecto de madera fosilizada.

Grupo: cuarzo 
Clase de mineral: óxido 
Color: todos los colores irisados (opalizados) 
Pleocroismo: ausente 
Dureza: 5-6,5 
Peso específico: 1,9-2,22 
Exfoliación: ausente 
Fractura: concoidea, astillosa, frágil 
Cristal: amorfo, agregados en formas de racimos de uva 
Transparencia: transparente a opaco 
Brillo: brillo oleoso 
Fluorescencia: amarillo, verde, azul



Entradas populares